El Centro de Edgar Cayce  
El Centro de Edgar Cayce
 

La obra de Edgar Cayce

Introducción

    A partir de los veinticuatro años de edad, Edgar Cayce puso al servicio de la humanidad el don relevante que tenía de entrar en un sueño autohipnótico en el que su mente trascendía el espacio y el tiempo. En este estado de profunda meditación, le era tan fácil disertar sobre los secretos del universo como sobre la manera de eliminar una verruga. Las "lecturas" de Cayce constituyen una inestimable colección de documentos, a la cual cada vez más gente acude en todo tipo de circunstancias, ya sea para equilibrar su alimentación, mejorar sus relaciones personales, restablecerse de una dolencia declarada incurable o acercarse a Dios.

    Edgar Cayce falleció hace muchos años, pero el número creciente de libros que presentan diferentes aspectos de su vida y de su obra — más de cuatrocientos hasta la fecha — da testimonio de la perennidad de la información proporcionada en las lecturas. Esta información tiene un alcance que Cayce mismo probablemente no sospechaba. En su época, ¿quién hubiera imaginado que los términos de “medicina holística”, “registros akásicos”, “auras”, “almas gemelas”, “evolución espiritual”, “meditación”, pertenecerían algún día al vocabulario cotidiano de cientos de miles de personas?

   Edgar Cayce es conocido esencialmente por sus lecturas sobre la salud y el tratamiento de las enfermedades. Mucha gente se beneficia continuamente de esa inigualada fuente de datos que, a veces, se remontan a casi un siglo. Sin embargo, Cayce no se limitó al cuerpo físico y abarcó unos diez mil asuntos distintos, la mayoría de los cuales se reparten en cinco grandes temas: salud y medicina holística; reencarnación y karma; sueños e interpretación de los sueños; percepción extrasensorial y fenómenos psíquicos; crecimiento espiritual, oración y meditación.

   Las lecturas mismas, 14.306 existentes en la actualidad,[1] han sido divididas en tres categorías principales:

  • Las "lecturas de salud" o "lecturas físicas" (9.603), referentes a la salud y a la medicina.
  • Las "lecturas de vida" (1.920), concernientes a la mente, el alma, la reencarnación y la astrología.
  • Las "lecturas especiales" (956), que consisten en series de lecturas dictadas por Cayce sobre una materia determinada, como Atlántida, Egipto, las cuestiones mundiales, el funcionamiento de la Asociación, los preceptos para el desarrollo espiritual, la curación por medio de la oración.

    A ellas se agregan las "lecturas de negocios" (747), que tratan problemas financieros, industriales o comerciales; las "lecturas oníricas" (630), que reúnen todas las efectuadas sobre los sueños; y las "lecturas mentales-espirituales" (450), con consejos específicos de orden mental o espiritual.

    En ningún momento, Edgar Cayce pretendió gozar de facultades extraordinarias o se consideró un profeta de los tiempos modernos. Estaba convencido de que cada uno posee en su alma los atributos divinos, a la espera de ser despertados, cultivados y usados para fines altruistas. También, alentaba a la gente a comprobar por sí misma la validez de las nociones expuestas en las lecturas. Profundamente cristiano, leyó a lo largo de su vida, desde una edad temprana, la Biblia entera una vez al año. No obstante, insistía en el valor de un estudio comparativo de diferentes corrientes de pensamiento. Su obra se basa en el hecho de que Dios y la Creación son uno. De este principio fundamental se derivan las siguientes reglas metafísicas: tolerancia y compasión hacia todos los seres humanos; respeto y comprensión por las grandes religiones del mundo; rechazo del egoísmo y amor al prójimo.

Libros en español:

Véase la sección "Libros en español" en este mismo sitio. Tenemos libros en español para la venta que publicamos nosotros. Para verlos visite nuestra pagina de compras: www.AREcatalog.com

Nota:
Por motivos de confidencialidad, cada individuo o grupo que había recibido lecturas fue designado, al azar, por un número. Si había obtenido más de una, las lecturas seguían un orden cronológico. Luego la lectura 294-5 corresponde a la quinta realizada para la persona a quien se le dio el número 294, en este caso Edgar Cayce mismo.


1.El número total de lecturas aumenta ligeramente cada vez que se encuentra alguna de las que se habían perdido en el período anterior a Gladys Davis. La cifra ascendía a 14.145 lecturas al fallecer Cayce en 1945.


Inicio de la página


 
 
El Centro de Edgar Cayce